WYYC2014: Último día

Se acabó el mundial y he tardado un par de días en volver a poner los pies en la tierra. Aterricé ayer en mi casa y hasta hoy ni encendí el ordenador de lo cansado que estaba. El último día fue una auténtica montaña rusa de sentimientos y emociones, y por una vez en la vida los resultados de las últimas finales no defraudaron a nadie.

Voy a intentar analizar un poco lo que ocurrió… o lo que creo que ocurrió. ¡En marcha!

El día comenzó con una descafeinada final de 2A. Y digo descafeinada no porque los jugadores que participaron fuesen malos… Dios me libre. Aquello fue una auténtica exhibición de trucos y más trucos de nivel altísimo. Pero una final de 2A sin Shu Takada y Shinji Saito no es lo mismo. Takuma Yamamoto aprovechó las ausencias y revalidó su título mundial con casi 15 puntos de ventaja sobre el segundo. Os dejo el link de yoyonews, que realizó un seguimiento del mundial para quitarse el sombrero, con los resultados.

Del AP poco puedo comentar. La primera actuación me dejó con la boca abierta y me costó tiempo poder cerrarla. Lo que vino detrás me pudo gustar más o menos, pero no bajó el nivel, así que esta división que durante unos años fue una simple excusa para el cachondeito se ha transformado en una sucesión de obras de arte. Ganó el equipo Spination, pero cualquiera de ellos podría haber recibido el premio y ninguno de los que allí estábamos hubiera puesto objeción alguna.

Luego vino otro de los platos fuertes, la final de 3A. Para mí estaba claro que era una pelea de gallos entre Hank Freeman, un veterano curtido en mil batallas y con una calidad infinita contra Hajime Miura, un chaval que puede contar sus años usando los dedos de sus manos y que juega como si hubiese nacido solo para eso. El resto eran estrellas invitadas a la fiesta: Furuta, Higashi, Borgerding, Hattori… probablemente la mejor final de todos los tiempos (solo fantaba Kentaro Kimura para poder decirlo sin ninguna duda).

Cuando Hajime Miura terminó su actuación todo el mundo sabía a ciencia cierta que iba a ganar, pero Hank todavía podía hacer magia para mantener el cetro. La pelota estaba en su tejado, y su freestyle fue bueno, muy bueno, pero sin duda no lo suficiente. Tuvo mejor impresión artística, más presencia en el escenario y, como es lógico, más tablas, pero los trucos y la seguridad de Miura eran imbatibles. El pequeño japonés demostró por qué es el campeón de Asia, y dejó claro que si se lo propone lo seguirá siendo durante los 5 o 10 próximos años. El techo solo se lo puede poner él.

Link de yoyonews con los resultados

Y aún faltaba el plato fuerte. La sala seguía llenándose de gente que aparecía hasta debajo de las piedras. El calor era sofocante, los nervios incontrolables. La presentación de los jugadores pareció la de una velada de boxeo, con chica guapa acompañando al púgil y la gente enfervorizada. Sin duda la mayor ovación se la llevó Vashek Kroutil, pero todos tuvieron su ración de “orgullo”. La suerte estaba echada.

Las actuaciones se iban sucediendo y cada uno que salía parecía hacerlo mejor que el anterior. Shinya Kido estuvo casi perfecto, el mejor freestyle que le he visto desde que fue campeón del mundo. Hiroyuki Suzuki en su línea, Vashek empezó fallón pero luego se entonó, Iori Yamaki mostró todo su pontencial, Takeshi Matsuura demostró que seguramente era el que en mejor forma llegaba… tal vez las primeras decepciones fueron Marcus Koh y Peter Pong, que estuvieron flojos en relación al resto. Zach fue fiel a su estilo, y sin duda presentó uno de los ejercicios con más personalidad. Lo fuerte llegó con Paul Kerbel, que para mí fue de lo mejor de la tarde.  Y entonces apareció Gentry Stein y terminó lo que había empezado en las semi-finales:  tres minutos de trucazos sin apenas fallo, con variedad, estilo, ritmo y muy buena puesta en escena. Cuando terminó muchos sabíamos que era casi imposible que alguien le quitara el título.

Y, como era de esperar, los que vinieron después parecía que ya jugaban a otra cosa. El campeón de Asia, Kharisma, estuvo bien pero ya no sorprendió. El campeón de Europa, Carlos Braun, hizo lo mismo de siempre pero encima fallando bastante. Y el campeón del mundo saliente, Janos Karancz, evidenció los mismos problemas que en el EYYC: no ha podido renovarse a tiempo y sus trucos ya los conocemos todos.

Link con los resultados

Los 5 primeros clasificados los teníamos claros, solo había que ver el orden. Y el resultado fue Gentry, Matsuura, Yamaki, Kerbel y Zach. Cualquier variación de las posiciones podría parecer lógica y entendible. Pero que Gentry ganaba no lo puso casi nadie en duda.

Tristemente solo puede ganar uno. Aún así, me atrevería a decir que ha sido el mejor WYYC de la historia.

Be Sociable, Share!

Author: alfredomascali

Share This Post On

Envia un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *