Review: Yoyotrap Helium

Siempre que surge una nueva marca de yoyos merece la pena echarle un vistazo, y aún más si los responsables son gente que conoces. La primera vez que oí hablar de Yoyotrap fue a David Féher, un amigo húngaro que en su momento diseñó el Aurora Borealis, un yoyo precioso aunque con algunos aspectos a mejorar. Por lo que me dijo estaba involucrado en el diseño del primer modelo de la marca, el Helium, aunque la cabeza visible del proyecto era el también húngaro Krisztian Kaluzsa, que durante mucho tiempo fue uno de los jugadores importantes del viejo continente. Primero pude ver los diseños en CAD y finalmente fotos del producto acabado. Me parecía tan bonito que me propuse comprar uno en cuanto estuviesen disponibles, pero no hizo falta: David se puso en contacto conmigo para regalarme uno como agradecimiento por haberle apoyado con el Aurora, así que no dudé un instante en decir que sí.

hellium 01

Pero no penséis que al tratarse de un regalo la review será tendenciosa o demasiado generosa. Soy muy minucioso probando cada yoyo que cae en mis manos y pierdo casi más tiempo buscando los posibles defectos que las virtudes… aunque en este caso creo sinceramente que defectos hay pocos. Vamos a analizarlo.

PRIMERAS IMPRESIONES

El yoyo que sostuve en mis manos nada más abrir el paquete venía envuelto en papel, sin caja ni blister, algo lógico ya que no se trataba de la versión final para las tiendas. Lo que me había enviado era uno de los prototipos, anodizado aunque no en los colores finales, y sin grabar a laser. Todo un caramelo para un coleccionista como yo. Me sorprendió la suavidad del acabado, con un ligero blast que no le quita mucho brillo al color pero hace su función a las mil maravillas. Los escalones concéntricos que forman la parte interna de cada cara son aún más bonitos en la realidad que en las fotos y le dan un aspecto único.

hellium 03

Le puse la cuerda y a jugar. Cómodo de sostener, fácil de lanzar. Tal vez me sorprendió un poco la sensación de ligereza que transmite, creo que lo imaginaba más pesado. El yoyo es rápido, eléctrico, pero a la vez muy controlable y con un giro muy limpio. El primer bind no fue demasiado bueno, tal vez por la cuerda o los pads todavía muy nuevos. En cualquier caso, supe inmediatamente que me iba a gustar porque hice mis combos de siempre apenas sin fallo, como si fuese uno de los yoyos habituales en mi rotación, pero con esa sensación de novedad que siempre me agrada. Íbamos a pasar unos cuantos días juntos, así que una buena primera impresión siempre es positiva.

ACABADO/ESTÉTICA

Como ya he dicho, lo que más me llamó la atención fue la suavidad del acabado. En un primer momento me recordó a los primeros modelos de X-Cube, sobre todo al Stampede, pero el Yoyotrap es un poco más poroso, ligeramente más agresivo. Pero con eso y con todo el color destaca, incluso brilla bastante y cambia de tono con la luz. Al principio creí que era gris, aunque al sol se vuelve azulado. En cualquier caso, me parece un tono precioso y profundo, lo que sumado a la ausencia de grabados le da un toque sobrio muy interesante. Las versiones finales tienen acabados lisos y con splash en diferentes colores e incluyen grabados a láser con el logo de la marca y del Helium, así como otro pequeño logo en el spike. Podéis verlas en la web de Yoyotrap.

hellilum 02

Probablemente lo más llamativo del diseño son los tres escalones en la zona interna de cada cara, que distribuyen el peso de una forma muy especial, siendo el externo el más fino de los tres. En el centro de cada mitad encontramos una zona más plana rematada con un pequeño spike que le da personalidad. Ese detalle del diseño gustará a unos y disgustará a otros, pero a veces hay que sacrificar un aspecto del yoyo para mejorar otros. El perfil marca claramente dos zonas, una con más material creando una especie de rims anchos y otra más fina que baja hacia el gap. Seguramente, además de un elemento estético, sea para compensar la menor cantidad de aluminio en el escalón más externo.

La impresión general es la de un yoyo diseñado con mimo y que busca entrarnos por los ojos. En mi caso lo consiguió sin caer en la habitual fiebre del splash y acid wash y todas sus variantes y combinaciones posibles. Combina las líneas curvas y orgánicas con los anillos o escalones más rectos e “industriales”, conformando un diseño único y reconocible a primera vista.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

El Helium es un full size con un perfil abierto en forma de V y un ancho generoso pero agradable. Algo que me sorprendió, como ya he dicho, es que pese a sus aproximadamente 67 gramos de peso se siente muy ligero debido a la distribución del peso. Esto tal vez penalice un poco el tiempo de giro, pero sin duda le proporciona más agilidad y hace que sacar un lanzamiento limpio sea más sencillo.

hellium 04

El rodamiento que venía incluido en mi prototipo es un center track, probablemente la versión mejorada llamada CTX aunque no estoy seguro. Tampoco sé a ciencia cierta que sea el rodamiento con el que se va a comercializar, pero debo reconocer que aunque suelo sustituirlos inmediatamente por un cóncavo, esta vez no ha sido el caso. Me gusta cómo se comporta en el Helium, no es muy ruidoso y no ha cogido respuesta ni se ha ensuciado en casi dos semanas de uso intensivo (lo que me hace pensar que es un CTX). Los pads son de silicona de 19mm y funcionan francamente bien. Los noté un poco durillos al principio pero con pocas horas de juego cogieron un punto muy agradable. El asiento del rodamiento está bien diseñado y lo sujeta firmemente sin llegar a dejarlo encajado del todo. El eje es de acero y no demasiado corto, algo que agradezco porque he tenido malas experiencias con ejes cortos en otros modelos. Como mejora he propuesto el uso de ejes de acero inoxidable, que en mi opinión le darían al conjunto un aspecto de aún mayor calidad.

Cómo podéis ver en la foto, la zona del gap apenas tiene pared y está situada en una especie de meseta un poco elevada. Este detalle disminuye el rozamiento de la cuerda con el yoyo y favorece el juego horizontal, algo a lo que contribuye también la forma en que está distribuido el peso.

Veamos las especificaciones:

Diámetro: 56,25 mm.
Ancho: 44,4 mm.
Peso: 67 gr. aprox.
Gap: 4,4 mm.
Rodamiento: Center Track tamaño C (probablemente CTX)
Sistema de Respuesta: pads de silicona de 19 mm.

EN JUEGO

El Helium es elegante tanto en la mano como en juego. Aún siendo un yoyo que tiende a acelerarse, transmite siempre mucha sensación de control. Para gente como yo, que suele jugar lento y relajado, un yoyo rápido y “desbocado” suele resultar muy incómodo, pero este no es el caso. Se siente más ligero de lo que las especificaciones indican y por eso nos da pie a subir el ritmo de juego, pero también responde perfectamente jugando lento y con flow. Los tiempos de giro podían ser mejores, pero probablemente repercutiría en la agilidad y la respuesta a los cambios de dirección.

 La estabilidad no es un problema, aunque he notado mucha tendencia al gyro-flop. Esto significa que es muy sencillo pasarlo del giro en vertical al giro en horizontal y viceversa. Esta tendencia ayuda mucho en trucos que empiezan en un plano y acaban en otro, algo que se ha puesto bastante de moda últimamente. No es que sea poco estable, sino que responde con mucha rapidez cuando queremos cambiar el eje de giro, algo que jugadores con poca experiencia pueden confundir con un problema.

La aguja de mi detector de vibración no se ha movido ni un milímetro. Ni en la cuerda ni en grinds hallaréis nada que disturbe el giro, algo que ya sabéis es muy importante para mí. De hecho los grinds son una auténtica maravilla, con un blast sobresaliente y un perfil que nos permite que superficie de contacto con el dedo sea mínima. Con poco esfuerzo he conseguido grindar más de 10 segundos en el dedo sin usar guantes y volverlo a la mano con un bind. Una pasada. Los trucos de grind en horizontal a modo de peonza, que tanto se han puesto de moda en los últimos tiempos, tienen el inconveniente del pequeño spike que dificulta mantener el yoyo girando ya que nos impide colocar el dedo justo en el centro de la copa. De los trucos de pulgar os podéis ir olvidando porque no hay nada que sujete el yoyo en el dedo.

hellium 05

Otro aspecto en el que destaca son los suicidas. La forma en la que está situada la respuesta minimiza la fricción con la cuerda y mantiene los lazos muy abiertos en el aire, permitiendo suicida tras suicida (aunque para esto la elección de la cuerda también es fundamental).

El perfil y el ancho favorecen los trucos abiertos y corporales, convirtiendo acertar en la cuerda en un juego de niños. Con trucos cerrados he tenido más problemas, pero la verdad es que la mayoría de yoyos que se ponen en el mercado actualmente tienen un ancho de 43-44 mm, así que es simplemente una cuestión de preferencias. Las regeneraciones salen bastante limpias y las rejections dependerán más de vuestra habilidad que del propio yoyo.

CONCLUSIONES

Poner un yoyo en el mercado es siempre tarea complicada, y más cuando se trata del debut de una marca totalmente desconocida. Los estandares son cada vez más altos y los jugadores más exigentes. Teniendo todo eso en cuenta, creo que los chicos de Yoyotrap han hecho un trabajo excelente, cuidando casi todos los detalles y teniendo en cuenta las demandas actuales de los jugadores sin que ello suponga perder la personalidad. El Helium puede ser un yoyo elegante para la colección , un yoyo de uso diario o un yoyo de competición, y responde a la perfección para cualquiera de esos usos.

No tengo noticias de cuándo ni cómo va a llegar a las tiendas, pero me atrevería a decir que estará en la gama de 70-90€ y pienso que tendrá buena acogida, sobre todo después de que muchos jugadores lo prueben durante el WYYC. Además, tras la pérdida de marcas como HSpin, ILYY o B!st y la poca actividad reciente de otras como Oxygene y X-Cube, me parece fundamental que otras marcas europeas se hagan notar. Yoyotrap no tiene pinta de ser un proyecto banal sino una marca que ha nacido con espíritu de asentarse, cuidando mucho la estética y formando un equipo de jugadores tan buenos como poco conocidos, pero con muchas ganas de hacer ruido. Desde aquí les deseo toda la suerte del mundo.

hellium 06

Pros

  • Un aspecto general muy cuidado y con personalidad.
  • La distribución del peso lo convierte en un yoyo ágil y rápido manteniendo muy buenos tiempos de giro.
  • El acabado es una verdadera maravilla.

Contras

  • Un eje de acero inoxidable le daría aún mejor aspecto.

Be Sociable, Share!

Author: alfredomascali

Share This Post On

Envia un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *