Review: YoyoZone ACT

Llevo un tiempo siguiendo las evoluciones de un prototipo de yoyo turco. A la cabeza del proyecto se encuentra Ege Demir, que fue jugador del equipo YoyoJam durante muchos años, miembro del grupo YoyoElite y una de las figuras más representativas de la comunidad turca. No es su primera incursión en el diseño y fabricación de yoyos de aluminio, pero esta vez parece que la cosa va a cuajar de manera definitiva. Cuando vi los primeros bocetos en cad me gustó el perfil, muy del estilo de competición japonés. Las especificaciones también apuntaban alto, y las fotos de los primeros prototipos no defraudaron. Ahora mismo parece que la cosa está definitivamente encauzada: el yoyo ha sido bautizado como ACT, mientras que la marca se llamará YoyoZone.

La idea inicial parece clara y se ha mantenido invariable desde el principio: ofrecer un yoyo de gama alta y prestaciones de competición a un precio “normalizado”, teniendo en cuenta el estado del mercado actual. He hablado tres o cuatro veces con Ege sobre el tema, y en uno de nuestros intercambios de opiniones me ofreció probar uno. Y como ya os imagináis, no tuve narices de decirle que no…

PRIMERAS IMPRESIONES

Lo primero, aclarar que el modelo que recibí no es un prototipo como tal, sino más bien una versión pre-producción sin anodizar. El resultado final mantendrá el aspecto y las especificaciones, pero recibirá un blast y será anodizado. He visto fotos de los primeros tests y solo puedo adelantaros que la cosa pinta muy bien. El yoyo que recibí venía en una caja blanca de cartón, nada que ver con el embalaje con el que llegará a las tiendas. El aspecto era el de un yoyo raw, pero con el toque especial que le da siempre que el aluminio sea de aleación 7075.

Primer lanzamiento y solidez por bandera, con un giro limpio y preciso. Algunos de mis combos habituales y vuelta a la mano. Sabía de antemano que me gustaría… incluso con el rodamiento center track que llevaba puesto. No pude evitar imaginarme cuánto mejoraría con un cóncavo normal…

ACABADO/ESTÉTICA

Poco puedo contaros en este apartado aún, ya que la versión que tengo no lleva el acabado final. La verdad es que los yoyos raw siempre me han gustado, y tengo muchos prototipos así. El color del aluminio brillante luce muchísimo al jugar, sobre todo si está recién pulido. Por contra, sin la protección del anodizado el material es más blando (aún siendo 7075) y tiende a oxidarse con el paso del tiempo, quedando casi completamente mate. Además, es menos “permisivo” a la hora de jugar, ya que perjudica los trucos de grinds (son posibles solo con guantes) y frena el giro si accidentalmente el yoyo toca nuestra  mano. Con eso y con todo, el aspecto general es francamente bonito, con un perfil muy abierto que baja hacia el gap en dos ángulos progresivos.

A simple vista puede parecernos un YoyoRecreation (casi cualquiera, la verdad, aunque se parece especialmente al Sleipnir), pero si observamos más detenidamente las caras internas veremos que las diferencias son evidentes. En primer lugar, hay un saliente, que no es spike pero hace las mismas funciones: facilitar que el eje pueda ser un poco más largo. En su interior encontramos una especie de hendidura en forma de anillo que, a mi juicio, es meramente estética. Más hacia los rims hay otra especie de anillo de peso que sobresale. Se me ocurre que ahí podrían encajar unas tapas perfectamente, aunque comentándolo con Ege parece que no lo diseñaron con ese propósito, sino más bien escalonar un poco más el peso. En cualquier caso, no me parece descabellado que pudieran diseñarse fácilmente unas tapas al estilo del Phenom u otros modelos similares, que sobre el escenario y con el brillo de las luces consiguen un efecto hipnótico.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

El ACT es todo un full size con perfil abierto en forma de V, un ancho bastante cómodo y buen peso. Viendo las especificaciones, a algunos os puede parecer que le sobra algún gramo, pero tengo que reconocer que yo no lo he notado tanto ni me ha parecido incómodo. El peso está bien repartido en varios puntos clave  haciendo que una vez en giro no se sienta pesado.

El asiento del rodamiento es uno de los elementos clave del yoyo moderno, por eso en una nueva marca es una de los elementos a observar. En el ACT encontramos un asiento bien diseñado y bien rematado, preparado para un rodamiento tamaño C el cual sujeta sin aprisionar demasiado. El recess para el sistema de respuesta parece lo suficientemente profundo como para poner silicona, aunque los pads de serie son francamente buenos.

Otro detalle interesante es la aleación de aluminio escogida: 7075 T6. La mayoría de los yoyos de aluminio del mercado utilizan la 6061, algo más barata y notablemente más blanda. Esto tiene sus pros y sus contras. Por un lado, el aluminio 7075 resiste mejor cualquier tipo de golpe, y aún más si está bien anodizado, y tiene una densidad un poco mayor. Por el otro, al ser más duro es más difícil de mecanizar, y debido a su composición, también es más difícil de anodizar. Todo esto suele suponer que un yoyo fabricado en esta aleación incremente su precio con respecto a la 6061, algo lógico por otro lado.

El ancho es de 42,5 mm, y teniendo en cuenta lo abierto del perfil, profiere una catch zone inmensa en la que es difícil no acertar con la cuerda. El peso, como ya he dicho, no se acumula masivamente en los bordes. Esto, aunque puede que penalice un poco en cuanto a tiempo de giro, le da algo más de agilidad y hace que sacar un lanzamiento limpio sea más sencillo.

Por último, la zona interna de cada cara tiene un diseño muy original y está bien trabajada, dotando de mayor personalidad al conjunto.

 

 Veamos las especificaciones:

Diámetro: 56,34 mm.
Ancho: 42,56 mm.
Peso: 68,5 gr.
Gap: 4,77 mm.
Rodamiento: Center Track tamaño C
Sistema de Respuesta: pads de silicona

EN JUEGO

Estamos ante un yoyo muy completo y claramente orientado a la competición. Esto no significa que no sea bueno para un usuario “normal”, como soy yo por ejemplo. Es cómodo de sostener, fácil de lanzar y con mucho giro, pero no cualquier modelo nos responde del mismo modo si le exigimos ese punto extra que necesitamos sobre un escenario.

El ACT tiene un buen diámetro, un ancho ajustado y una catch zone muy amplia. Todo esto facilita mucho los trucos abiertos y corporales tan de moda hoy en día. No es mi especialidad, pero sospecho que también tiene que cumplir muy bien en el juego horizontal. Se le puede echar en cara que tal vez le sobren un par de gramos para ser un yoyo rápido de verdad. Sinceramente, yo lo veo más que veloz, aunque tal vez sea cierto que no todos los jugadores tienen los mismos gustos. En cualquier caso, es difícil encontrar a alguien que juegue más rápido que Hiroyuki Suzuki, al que he visto hacer trucos a la velocidad de la luz con un Phenom, que por si no lo sabíais es medio gramo más pesado.

El giro es bastante suave, sin vibración alguna en la cuerda y apenas perceptible si hacemos la prueba de la uña. El peso en los bordes está bien compensado y facilita un lanzamiento limpio y agilidad en los movimientos, respondiendo bien a lo que le exigimos en cada momento. Debido al acabado, los grinds son casi imposibles, pero habrá que ver la versión final.

La respuesta es muy buena, sin recogidas inesperadas pero totalmente muerto al final de la cuerda. Los suicidas salen bastante bien y las rejection con facilidad. Sin duda alguna, el ACT es un yoyo muy completo que nos permite jugar tranquilos y con flow o acelerar y exigirle el máximo.

CONCLUSIONES

No os dejéis engañar por su aspecto. A simple vista puede parecer una copia descarada de un YoyoRecreation, pero no es así. Es cierto que el perfil está claramente inspirado en la marca japonesa, y que la aleación utilizada es la misma, pero el ACT tiene sus propias peculiaridades y se juega diferente. Si lo comparamos con el Sleipnir, por ejemplo, las diferencias en cuanto a sensaciones son notables. El modelo de YYR es más rápido, ligero y tiene más rimweight. El ACT, por su parte, tiene una distribución del peso más amable, siendo más sencillo sacar un lanzamiento fuerte y conservando tiempos de giro similares, y un sistema de respuesta que a mi juicio funciona mejor.  

Con todo esto solo trato de decir que el primer modelo de YoyoZone tiene características propias, altas prestaciones y un precio que probablemente sea bastante inferior a yoyos similares del mercado, sobre todo teniendo en cuenta que está fabricado en 7075. No sé cuándo llegará a las tiendas, pero me da la sensación de que la acogida será calurosa.

Pros

  • Fabricado en aleación 7075, el aluminio de mayor calidad del mercado.
  • Yoyo de competición de altas prestaciones.
  • Muy buen sistema de respuesta.

Contras

  • El acabado raw tiene sus inconvenientes (la versión final no será así)
  • El peso puede ser un problema para algunos jugadores, teniendo en cuenta su perfil competitivo.
  • Aprecio una leve vibración al tocar el yoyo con la uña mientras gira.

Be Sociable, Share!

Author: alfredomascali

Share This Post On

Envia un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *