Review: MonkeyfingeR Gelada

Cuando MonkeyfingeR anunció su primer yoyo, el Evil-Yo, me sorprendió muchísimo. El perfil era super agresivo pero a la vez redondeado, y me entraron ganas de probarlo. Nunca pude hacerlo, pero leí reviews y pregunté a gente que lo tenía. Algunos me hablaron muy bien, otros no tanto. También es cierto que las formas nuevas y un poco extrañas no gustan a todo el mundo, y siendo el yoyo debut de la marca me pareció más que aceptable. En cambio, cuando vi el diseño del segundo lanzamiento, el Gelada, permanecí indiferente. Me parecía un yoyo tradicional con un interior un poco más trabajado, nada más. Eso sí, cuando empezaron a publicar fotos de diferentes acabados y tras leer alguna review y mirar detenidamente las especificaciones, decidí que quería probar uno. Afortunadamente LaTiendaDelYoyo decidió añadirlo a su oferta, y de las tres versiones disponibles tenía que elegir una. Se ven muy poquitos yoyos anodizados en marrón, ya que al igual que el naranja son colores complicados. La decisión estaba tomada: Curious George.

 

Ahora solo tenía que jugarlo a fondo y descubrir si sus prestaciones estaban a la altura de su aspecto. ¿Preparados?

PRIMERAS IMPRESIONES

Lo primero que encontramos al abrir la caja de cartón del Gelada es una funda en colores muy llamativos. La imagen de toda la marca ha sido siempre muy colorida (¡a veces demasiado!) y la funda de tela que regalan con el yoyo sigue la misma línea: una especie de llamaradas rojas sobre fondo negro. No es lo más cómodo que tengo para llevarlo encima, pero siempre es un detalle que se agradece. También incluye unas cuantas pegatinas y una cuerda especial de regalo. (Podéis ver todo lo que viene junto con el yoyo en las primeras impresiones que escribí en todoyoyo)

Llama muchísimo la atención el colorido y la calidad del acabado. Además tiene muchísimos detalles que iré desgranando a lo largo de la review. Y el primer lanzamiento… fue bueno, francamente bueno. El yoyo va muy fino, gira muy bien y tiene una respuesta excelente. Decididamente merecía la pena seguir adelante.

ACABADO/ESTÉTICA

Estamos ante uno de los puntos fuertes de MonkeyfingeR: el acabado. El Gelada es una delicia a los ojos. El anodizado es intenso y brillante, con un splash contundente aplicado sobre un acid wash que va del marrón hacia el gris plateado. Me da la impresión de que el acid wash es “forzoso” cuando hablamos de anodizados marrones y que sacar un tono uniforme en ese color sería muy complicado, pero en casos como este me alegro de que así sea ya que el resultado es precioso.

Otro aspecto interesante es que la zona interna del yoyo ha recibido blast y el acabado es mate, mientras que las dos caras externas se mantienen pulidas y, por lo tanto, brillantes. De este modo se favorecen los trucos de grind y se evita una pérdida considerable de tiempo de giro si el yoyo nos roza el dedo o la mano, mientras que la gente que nos ve jugar puede apreciar el brillo intenso del anodizado y el tono real de los colores.

Además, se han atrevido a meter tatuajes en el anodizado. En ambas mitades encontraremos el característico mono de la marca en color aluminio, ya que fue enmascarado previamente. Este tipo de recursos es muy habitual en los anodizados personalizados (como los de Vendetta o Jason Wong), pero creo que es la primera vez que se hace en una tirada masiva. Por si fuera poco, en la zona mate podemos apreciar un logo brillante. Es como si también hubieran enmascarado esa zona, pero no para anodizarlo sino antes de ejecutar el blast, por lo que el logo brilla sobre la superficie mate. Este efecto no lo había visto nunca hasta ahora, y aunque en mi versión se aprecia poco, es muy llamativo en las otras dos.

Por último, también se han atrevido con la silicona para la respuesta, aplicando diferentes colores para hacer juego con el aspecto general del yoyo. Estos chicos se lo toman muy en serio, y es de agradecer.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

El Gelada está en la fina línea entre el full size y el oversize, con 57 mm de diámetro. Con perfil tradicional en forma de mariposa y un ancho acorde a su tamaño, el diseño parece normalito, pero no lo es tanto. En primer lugar podemos apreciar que la curva que baja desde los rims hasta la zona de respuesta es suave y orgánica pero deja muy poca pared que pueda rozar con la cuerda. El gap no es excesivo y el recess para la respuesta queda bastante a la vista. No sé si lo hicieron pensando en combinar el color de la silicona para mejorar el aspecto, pero la verdad es que la combinación funciona muy bien. Además MonkeyfingeR vende el Monkey Snot, que es una especie de jeringuilla con silicona de colores para aplicar nosotros mismos.

El asiento del rodamiento está bien rematado y sujeta un Center Track tamaño C. Este tipo de rodamiento me había dado muchos problemas hasta la fecha (sobre todo ensuciarse o atascarse y dejar de girar), por lo que pensé en cambiarlo nada más verlo. Aún así, decidí darle una oportunidad para que la review fuera más fidedigna, y he de reconocer que me ha sorprendido. Tal vez hayan cambiado algo en el diseño y corregido los problemas, o puede que tuviera mala suerte en el pasado, pero el Center Track que lleva el Gelada gira mucho y bien.

Como ya he dicho, el diseño parece simple, pero los verdaderos entresijos se esconden en las caras externas. En primer lugar, vemos un anillo de peso a mitad de camino entre el spike y los bordes. Si a eso unimos que la zona de IRG es muy afilada y tiene poco material, llegamos a la conclusión de que el peso no se acumula en los rims sino un poco más al centro. Esto es interesante ya que tenemos un yoyo orgánico, cómodo, muy grande y facil de cazar pero que no se siente torpe por exceso de peso en los rims, sino que se mueve con la rapidez y agilidad de un undersized. El spike también está muy trabajado, en forma de cono  con la punta invertida.

 Veamos las especificaciones:

Diámetro: 57 mm.
Ancho: 44 mm.
Peso: 66 gr.
Gap: 4,25 mm.
Rodamiento: Center Track tamaño C
Sistema de Respuesta: silicona líquida Monkey Snot (admite pads tamaño 19 mm)

EN JUEGO

El Gelada pesa 66 gramos, lo que para muchos es el peso óptimo de un yoyo, pero se siente todavía más ligero en la cuerda. La distribución del peso hace que sea ágil y pueda tanto flotar como acelerarse mucho. El giro es muy limpio y no se nota vibración de ningún tipo: ni en la cuerda, ni en grinds, ni con la uña. Aunque ya sabéis que me inclino por los perfiles en forma de H, el ancho extra nos facilita mucho cazar la cuerda y la forma tradicional redondeada hace que sacar un lanzamiento fuerte y limpio sea muy sencillo. Por ello, aunque el peso por fuera no es excesivo, podemos compensarlo con muy buenos lanzamientos y, en consecuencia, amplios tiempos de giro.

El blast en la zona de respuesta hace que los trucos de grind sean más sencillos. Cuidado porque es bastante agresivo y se come la cuerda con rapidez, por lo que tendréis que estar atentos y cambiarla con más frecuencia de lo habitual. En compensación, los grinds en dedo, mano y antebrazo son buenísimos. También sorprende que con un IRG tan afilado el yoyo se sujete tan bien en el pulgar. Hay poca superficie de rozamiento entre nuestra uña y el yoyo, por lo que aguanta muchísimo girando.

Otro punto fuerte es la respuesta. El gap es de “solo” 4,25 mm pero el Monkey Snot proporciona un agarre ideal: nunca engancha la cuerda ni frena en exceso el yoyo, pero los binds salen fuertes y seguros (incluso aquellos más complicados y que a veces se “escurren”). He probado con diferentes grosores de cuerda y me ha ido bien con todos. Creo que me gusta tanto como el motorsil, aunque aún tengo que comprobar si consigue igualarlo también en duración.

Los suicidas salen muy bien gracias a la poca pared, manteniendo el lazo siempre abierto. Los trucos tech se complican un poco por el gran tamaño, pero con un poco de práctica salen igual. Especial mención a las rejections y regeneraciones, que son aún más sencillas. Por lo demás, el Gelada consigue terminar mis combos más largos con un buen bind, y es un yoyo de muy alto rendimiento.

CONCLUSIONES

Si miramos los yoyos que se usan actualmente para la competición, vemos que todos tienen algo especial: perfil en H con mucho peso por fuera, una V al estilo japonés para facilitar el juego horizontal, un anillo de peso de material más denso para alargar los tiempos de giro, etc. Por eso, cuando me encontré con el Gelada lo consideré un yoyo para jugar y divertirse. Sin embargo, tras comprobar su rendimiento creo que puede ser perfectamente un yoyo para el escenario, consiguiendo una interesante mezcla entre comodidad y altas prestaciones. Si a eso le sumamos la cantidad de detalles estéticos y el acabado, el resultado es un caballo ganador.

No tengo muy claro qué harán a partir de ahora los muchachos de MonkeyfingeR, pero si quieren mejorar el Gelada tendrán que estrujarse bien el coco. Si estáis buscando algo clásico pero diferente, aquí tenéis una opción más que recomendable.

Pros

  • Acabado de calidad y lleno de detalles interesantes.
  • Yoyo de competición de altas prestaciones.
  • El sistema de respuesta es excelente.

Contras

  • Los anodizados son, quizá, demasiado llamativos.
  • Solo para amantes de los yoyos grandes.
  • El blast es muy agresivo y desgasta mucho la cuerda.

Be Sociable, Share!

Author: alfredomascali

Share This Post On

Envia un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *