Review: C3yoyodesign Berserker

Justo la semana antes del EYYC’12 los chicos de C3yoyodesign empezaron a bombardear facebook con fotos de su nuevo buque insignia: el Berserker. Lo anunciaban como el primer yoyo bimetal (supongo que será de la marca, porque ya existían otros como el Regulus o el Helix) y el aspecto era inmejorable. Inmediatamente sentí ganas de tener uno, pero un par de días más tarde me llevé un jarro de agua fría cuando anunciaron el precio: más de 130€.

Viajé a Praga sin ningún interés por el yoyo: el precio me había matado. Una vez allí, en la mesa de C3yoyodesign, me gustó por el Yeah3, que costaba menos de la mitad, pero terminé comprando un Winning Bird b-grade (desde aquí os lo recomiendo, es una maravilla). El Berserker lo miré, pero no quise ni tocarlo.

Luego, durante el campeonato, pude observar que muchos competidores compraban uno y ese mismo día se subían al escenario con él. Extraño. Yo seguía tratando de ignorarlo, hasta que al final cayó en mis manos y lo lancé un par de veces. Fue amor a primera vista: ya no pude quitármelo de la cabeza. Por suerte (o por desgracia) no tenía dinero suficiente para comprarlo allí mismo, pero una semana después de volver de Praga (y tras vender un Sasquatch 28’s y un Dreadnough) no pude evitar pagar por uno. Fue la edición EYYC’12. Aunque no lo comprase allí, fue donde nos conocimos.

Tras jugar con él cada día desde entonces, por fin he encontrado tiempo para sacarle unas fotos y escribir una review. Perdonadme si exagero, pero estoy enamorado…

PRIMERAS IMPRESIONES

Las primeras impresiones fueron en el Archa Theatre de Praga, con la adrenalina a tope porque esa misma tarde competía Balam en las finales. Yo no quería probarlo, pero me insistieron y al final cedí. No sé si me arrepiento, porque desde entonces la mayoría de yoyos me parecen prescindibles. Suavidad, estabilidad y tiempos de giro alucinantes. Muy grande pero cómodo. Fácil de lanzar. Cero respuesta. ¿Cómo era posible?

Yo seguía empeñado en que no vale lo que cuesta, pero cada segundo que jugaba con él conseguía convencerme un poco más de todo lo contrario. Asustado (no sé si por la posibilidad de golpearlo o porque me gustaba demasiado) lo devolví a su dueño y traté de olvidar. No lo conseguí…

ACABADO/ESTÉTICA

Cada día estoy convencido de que C3yoyodesign es una de las mejores marcas del mundo. Todos sus yoyos que he probado son geniales (y el número asciende a más de 5). Sin embargo, tal vez la caja en que los distribuyen no les haga justicia: una simple caja de plástico transparente. Incluso su yoyo de gama alta, casi de lujo, viene metido en ella. Política de empresa supongo: imaginad que hubiera que pagar aún más para que la caja fuera bonita… ¡nadie lo compraría! Pero pensadlo justo al revés: ¿Cómo os sentiríais si tras pagar mucho dinero la caja fuera preciosa y el yoyo mediocre? El Berserker luce en la mano y en juego, no guardado en el envoltorio original.

El yoyo tiene un anodizado excelente, y la superficie es lisa y suave. Estoy casi seguro de que no le han aplicado ningún tipo de blast, algo que podéis comprobar viendo como brilla en las fotos. El splash utilizado no es mi favorito, con dorado en el interior de las copas y los rims, pero en cualquier caso está bien aplicado. De todos modos, hay varios acabados disponibles, así que al menos se puede elegir.

La unión entre el cuerpo del yoyo y los anillos de aluminio más denso (anodizados en negro) es totalmente imperceptible. Es un trabajo perfecto que aporta elegancia pero sobre todo rendimiento.

Los grabados a láser son otro de los puntos fuertes. Esta marca se caracteriza por unos logos y un aspecto gráfico muy cuidado. Podéis comprobarlo con los diseños del Trident o Winning Bird, por ejemplo. Con el Berserker han continuado en la misma línea: el nombre, con multitud de triángulos alrededor perfectamente definidos, en una cara; el logo del EYYC’12 en la otra; y aprovechando el negro de los anillos de peso, el logo de la marca pequeñito y en curva. Creo que me gustaban más sus grabados cuando los yoyos eran de color liso, pero ya sabéis que el mercado manda: acid wash y splash al poder.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Estamos ante un yoyo muy grande, claramente orientado a la competición, con un perfil en V tremendamente abierto. Con una pared mínima, el yoyo sube desde el gap hasta los rims en una línea recta. Tanto la transición desde el gap como el borde exterior están muy bien redondeados, dando un aspecto más orgánico y sobre todo haciéndolo más cómodo. La zona interna de cada cara se caracteriza por el anillo de aluminio más denso, insertado de manera precisa. No hay escalón entre los dos materiales: aluminio 6061 para el cuerpo y 7075 para los anillos. La aleación 7075 es más densa, por lo que aporta más peso y modifica totalmente la distribución. Además, funciona de maravilla como IRG, es decir, atrapa nuestro dedo extraordinariamente bien para trucos de pulgar.

El yoyo viene equipado con un rodamiento Center Track tamaño C, que popularizara Yoyofactory hace unos años. Es el rodamiento con el que lo probé y ya habéis leído el resultado, aunque yo en aquel momento no lo sabía. Soy muy maniático para ciertas cosas, entre ellas el rodamiento, así que al mío le puse un cóncavo al segundo día. Aunque seguramente sea “efecto placebo”, me da la sensación de que ahora va incluso mejor. Por otro lado, he leído alguna vez que los center track son estupendos para yoyos muy grandes. Como siempre, ese tipo de elecciones son a gusto del consumidor.

Eso sí, he notado que el asiento del rodamiento es muy ajustado. Me costó trabajo sacar el rodamiento original (utilicé la herramienta que ellos mismos me regalaron en Praga), y al meter el cóncavo noté que aún se apretaba más, así que os doy la recomendación que me dio Xela: abrid el yoyo solamente para lavar el rodamiento si se ha ensuciado.

El sistema de respuesta consiste en pads de silicona, los mismos que utiliza la marca en todos sus modelos. Se quedan a ras con la pared del yoyo  y dan la respuesta justa. De hecho, es la primera vez que he tenido que poner una cuerda más gruesa para poder hacer ciertos binds. Con un gap de menos de 4,5 mm el yoyo no se engancha nunca, y si hacéis la “prueba del trapecio” os quedaréis más que sorprendidos: lanzad lateralmente y haced un trapecio; una vez ahí, tratad de deslizar el yoyo a derecha e izquierda. El Berserker, incluso utilizando cuerdas Chaos 622 (notablemente más gruesas que las highlights), no solo no se engancha, sino que tampoco se frena lo más mínimo.

Veamos las especificaciones:
Diámetro: 57 mm.
Ancho: 43,80 mm.
Peso: 67,90 gr.
Gap: 4,47 mm.
Rodamiento: Center Track tamaño C
Sistema de Respuesta: pads de silicona C3yoyodesign slim 19mm (admite  silicona líquida)

EN JUEGO

Madre mía… No sé muy bien como empezar. El juego del Berserker es perfecto para mí. Tal vez no todo el mundo esté de acuerdo, pero este “bicho” es demasiado bueno. No es necesario lanzarlo muy fuerte para obtener tiempos de giro alucinantes, lo que combinado con la respuesta y el rodamiento que centra la cuerda (da igual center track o cóncavo, realizan más o menos la misma función) consigue un yoyo que no se para nunca. Suavidad, ausencia total de vibraciones: podéis hacerle la prueba de la uña, pinchar la cuerda a medio milímetro del rodamiento o grindar como os de la gana, no vais a encontrar vibración de ningún tipo. Esto es especialmente llamativo si pensamos que hay dos tipos de aluminio diferentes insertados mediante algún proceso complejo (seguramente calentando para que dilate y luego enfriando para que ajuste en la posición deseada).

El yoyo es generosamente ancho y el perfil tan abierto que fallar la cuerda es culpa nuestra y solo nuestra: no hay excusas que valgan. Si ese eli hop no cae en su sitio no miréis si hace viento o si os estaban grabando. ¡Hay que practicar más!

Mirando las especificaciones, vemos que se acerca a los 68 gramos de peso. Eso normalmente es sinónimo de yoyo lento y pesado. En este caso, por arte de magia (y de distribución de peso) el yoyo no da esa sensación. No voy a deciros que se siente ligero, pero puede ser rápido, muy rápido, si se lo pedimos (sino solo tenéis que ver el freestyle de Peter Pong en el europeo). Si tuviera que mojarme, diría que la sensación que transmite es de unos 65 o 66 gramos.

Pero lo que realmente me deja alucinado es la estabilidad. Sinceramente, creo que es imposible encontrar un yoyo más estable en el mercado. Algunos como el Zeus se le acercan, pero el Berserker se lleva la palma. Hagamos lo que hagamos el yoyo conserva el eje como si girara sobre raíles. Además, hace siempre lo que esperamos que haga. No sé si llamarlo obediente o estable, pero nunca hay sorpresas: no se engancha, no se gira, no pierde el eje, cae en su sitio… A veces piensas que estás haciendo trampas (ojo que ayuda pero milagros no hace!).

CONCLUSIONES

Estamos sin duda ante uno de los mejores yoyos de competición que existen, pero también ante un objeto de lujo que cualquier coleccionista desearía tener, y ante un yoyo perfecto que usar diariamente toda la vida (algo que entra en mis planes ahora mismo). Dejando a un lado el Grind Machine 2/Genesis, por los que ya sabéis que siento debilidad, y otros yoyos increíbles como el Sleipnir, Code1, Chief o Zeus, creo que solo compararía el Berserker con el Ti Walker, aunque la balanza se decanta por el C3 debido al tamaño: adoro los full size.

Soy consciente que es difícil defender un producto de más de 130€, ya que teniendo en cuenta el precio lo mínimo que se puede esperar es que sea perfecto. Pero también es cierto que a veces compramos yoyos de 75-100€ que al final no cumplen con las expectativas. Si merece la pena pagarlo o no ya depende de cada uno. Yo solo puedo deciros que creo que son los 140€ mejor invertidos (en un yoyo) de mi vida.

Advertencia: si no estáis dispuestos a pagar lo que cuesta, os aconsejo que si os lo ofrecen uno no lo probéis. Luego no podréis quitároslo de la cabeza.

Pros

  • Dormilones eternos y ausencia total de vibraciones.
  • Probablemente el yoyo con mayor estabilidad del mercado.
  • La unión de las dos aleaciones de aluminio está perfectamente realizada y consigue una distribución de peso única.

Contras

  • El asiento del rodamiento va un poco justo.
  • Algunos pensarán que la respuesta no es lo suficientemente fuerte.
  • El precio no se adapta a todos los bolsillos.
¡Ya a la venta en LaTiendaDelYoyo!

Be Sociable, Share!

Author: alfredomascali

Share This Post On

4 Comments

  1. Me encanta leer una review tan efusiva y afectuosa. Realmente no quiero probarlo, pero desde que he leído tu opinión no puedo sino soñar con ello, que alguien se enamora de mí y me lo regale XD
    Ciertamente es un producto caro, pero viendo que lo comparas con una bestia como es el Ti Walker me haces pensar que es hasta barato. No se Alf, me has desconcertado, roto, confundido…. ahora estaré intranquilo hasta que lo pruebe…

  2. Este yoyo no me llamaba nada la atención y menos cuando supe que estaba compuesto por dos tipos de aluminio distintos (vaya chasco que me lleve cuando probé el Helix) pero después de leer tu review ya me has hecho dudar. 135 euros…

  3. El Helix necesita un cóncavo, con eso mejora una barbaridad (yo creo que el recess de la respuesta es un poco ancho y si no centras la cuerda pierde mucho giro). El Berserker no tiene nada que ver con el Helix, es una auténtica bestia parda, y además un yoyo pensado para la competición. Si lo piensas 135€ no es tanto, y más viendo cómo la gente paga 145$ (y de ahí para arriba!!!) por un Chief, que por cierto también tengo y en mi humilde opinión está medio peldaño por debajo del Berserker.

  4. Después de yoyeikear todo el fin de semana con él, solo puedo decirte que estoy totalmente de acuerdo con tu review, te lo pueden decir también todos los miembros de yoyocrema que estuvieron este fin de semana en Granada. Y no es por dar envidia, pero fue la pera limonera!! 😉

Envia un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *