EYYC’12: vivencias, anécdotas y conclusiones (parte 2)

Viendo la buena acogida que tuvo la primera entrega de ayer, me animo con la segunda antes de lo que pensaba. Creo que todavía me queda carrete para un par de artículos más, pero nunca se sabe cómo puede comportarse el cerebro humano: o me doy prisa o los capítulos de los Simpson pueden sobreescribir algunos recuerdos.

Al igual que ayer, trataré de ordenar un poco las ideas en pequeños bloques. Voy a centrarme en los jugadores y la competición en sí. A ver cómo me sale…

PLAMEK ES HUMANO!

Plamek parece una máquina, un robot con un programa avanzado de yoyo como sistema operativo. Hizo un preliminar buenísimo como quien revisa el correo por la mañana: sin mucho interés, casi dormido. En su freestyle de 3 minutos puso toda la carne en el asador. Esta vez venía patrocinado por One Drop y con un yoyo pensado para la competición (el Code2). Habían fallado Bubak y Kavka, así que a falta de Vashek tenía su gran oportunidad. Sabía que podía ganar y no falló. Cuando anunciaron su nombre, él ya lo sabía y tenía una expresión mezcla de incredulidad y satisfacción. Cuando le dieron el trofeo, no pudo evitar llorar. O el robot tiene un sistema integrado de emociones o es realmente humano.

FORMAS DE ACEPTAR LA DERROTA

Estaban a punto de anunciar los ganadores de 1A y los finalistas estaban sobre el escenario, esperando (o más bien deseando) oir su nombre. Eric Bergman anunció el tercer clasificado: Mateusz Ganc. Gacek puso cara de estar sufriendo una apendicitis aguda, luego cambió el rostro a “modo pasota” y salió a recoger el trofeo de manos de su “jefe” Ben. Luego se puso a juguetear con el móvill, como si el resto de la ceremonia no le interesara. Tal vez lo malinterpreté, pero yo lo vi como un modo de desprecio. El siguiente nombre fue el de Vashek Kroutil, que tampoco pudo evitar sentirse defraudado. Con cara de resignación saludó y trató de sonreir y mantener el tipo. Su freestyle fue casi perfecto, competía en casa y tenía todo a su favor. Si le hubieran dado el primer premio, ninguno de los que allí estábamos nos hubiéramos sorprendido, pero esta vez le tocaba felicitar a Plamek. Son dos formas distintas de reaccionar, y cada cual que juzgue como quiera. Para mí, el gran campeón que es Vashek demostró serlo también en la derrota.

DEMASIADA PRESIÓN

Un par de minutos antes de que David Molnar saliera al escenario para realizar su freestyle de 5A, me acerqué a saludarle y desearle suerte. Estaba pálido, con cara de preocupación y las manos temblorosas. Me dijo que lo estaba pasando mal, muy mal. La presión de tener que defender su título del año anterior le pasaba factura. Por un momento, me dejó entrever que preferiría no tener que subir al escenario, pero lo hizo. Sus primeros trucos fueron complicados, pero los fue sacando adelante, y poco a poco creciéndose con movimientos de gran dificultad. Falló cositas, pero el final fue realmente bueno y terminó sacando la rabia y levantando el puño apretado. En ese momento estalló y no pudo evitar ponerse a llorar mientras recogía su bandeja con los yoyos de recambio. Hizo un gran trabajo, se demostró a sí mismo que puede soportar la mayor de las presiones, y no ganó porque los jueces (en mi modesta opinión) valoraron más la consistencia de Daniel Budai que los trucazos, la dificultad y los riesgos que tomó David. En cualquier caso, debería sentirse orgulloso de sí mismo.

AUGIE FASH 2.0

Llevamos casi dos años diciendo que Augie Fash es buenísimo, pero que no es un buen competidor. Sus trucos (suelo escuchar) son demasiado difíciles para que pueda realizar un freestyle consistente sobre un escenario. Pero mi querido Augie ha pasado tres meses de gira por medio mundo, subiéndose al escenario casi diariamente, y eso probablemente le ha proporcionado un plus de competitividad. Recuerdo el mundial, donde se le vio tenso y fallón. Esta vez, aunque la importancia del evento no era la misma para él, estuvo como realmente es: jovial, alegre, divirtiéndose y divirtiendo al público. Aún así falló un poco, y al final fue segundo. Sin tirar las campanas al vuelo, creo que estamos ante la versión Augie 2.0, mucho más competitiva que la anterior.

PARALELISMOS

Cuando anunciaron el campeón del mundo 2011 me llevé una decepción. No me había gustado para nada la actuación de Marcus Koh, principalmente porque considero que cambiando tanto de yoyo su show había perdido el ritmo y, como consecuencia, cualquier connotación artística. Sin embargo, Sebastian Brock había estado genial, con trucos innovadores y dando mucha importancia a la sincronización con la música. Los clickers habían vencido al arte. Algo similar sucedió en el EYYC’12. Plamek estuvo muy bien, y aunque no falló tanto como (en mi opinión) lo hizo Marcus, el freestyle de Vashek fue más completo y tal vez más artístico. Pero el sistema de hits, otra vez, decidió el ganador. Tiene cierta lógica que si fue así en el mundial, por simple paralelismo, debería pasar de nuevo en el europeo.

Ok, lo voy a dejar por hoy. A ver si mañana me animo y remato la faena. Estoy seguro de que me dejo demasiadas cosas, tengo que seguir haciendo memoria. Comentarios!!!

Be Sociable, Share!

Author: alfredomascali

Share This Post On

4 Comments

  1. El sentido del yoyó es un hit tras otro.

  2. Gran 2ª parte!

    Los hits son los hits! pero casos como el de Sebastian en el worlds son los que hacen pensar que el sistema actual de puntuación no es totalmente correcto.

    Por cierto, he escuchado que en Japón van a cambiar el sistema de puntuación, ¿no es así? ¿de que se trata?

  3. AUGIE derrocha simpatia por todos lados… poca gente he visto en un campeonato con ese animo. “no hago el bind, pero si levento la mano señalando al publico y con una sonrisa” que maquina copin! espero que pueda asistir el año que viene a los nacionales… es pura filosofia YOYOCREMA!.

    Sobre las puntuaciones estoy contigo Alfred casi todos pensariamos lo mismo cuando ponemos de por medio “hits o arte “. Si hay hits, mucho mejor que vallan acompañados de arte… sino que sentido tiene hacer un campeonato? pasamos de sincronizar musica, de buscar un estilo personal y ale… hacer hits como posesos, como tu dices, maquinas sincronizadas unicamente con la intencion de puntuar y no de soprender… cuando puedes hacer las 2 cosas, ya es el copetin!

    un abrazo

  4. Jopeee ! tio mazo de envidia alfredo ,, me acabo de leer los dos articulos ,, y el año que viene que ya tengo 16 veré que puedo hacer y haber si animo a mi padre ,, Muy Buenos los dos post ,, un saludaco

Envia un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *