Review: X³ Stampede

Hace apenas dos meses que escribí la review del Steamroller y ya tengo el siguiente modelo en mis manos. Bueno, ya lo tenía hace dos semanas cuando recibí un paquetito desde francia con el nombre de Alexandre Valin como remitente. ¡Otro regalo! ¡Gracias Xela! El caso es que me llegó un viernes y me iba de vacaciones a Finlandia el Domingo, así que lo metí en el bolso y para allá que se vino. Así mataba dos pájaros de un tiro: lo jugaba durante los diez días que estuve por allí y de paso se lo dejaba probar a los jugadores finlandeses que asistían al Campeonato Nacional 2011. Además, ¿qué mejor entorno para un Stampede que bosques y campos abiertos?

Debo reconocer que ya había (de hecho muchos habíamos) probado los prototipos durante el EYYM2011 de Barcelona, y aunque parecía un yoyo casi acabado, había pequeños detalles por pulir. El Stampede naranja (Team Edition) que tenía entre manos me tenía que demostrar que había dado ese pequeño salto de calidad que convierte un producto bueno en excelente. Veamos si lo consiguió…

PRIMERAS IMPRESIONES

Ver el Stampede en foto y tenerlo en la mano son dos cosas realmente distintas. Tal vez sea por la combinación de curvas, pero en el monitor a veces parece más ancho de lo que es. No podemos negar los 51 mm que demuestran las especificaciones, pero en realidad no se siente un yoyo extremadamente ancho ni incómodo. De hecho, el Steamroller me parecía más ancho a simple vista. Tal vez sea que me estoy acostumbrando a jugar con medidas así…

Cómo ya he dicho, las imágenes a veces engañan, y cuando uno ve los rims inflados como ruedas piensa en un yoyo pesado, tal vez torpe y lento. Otra vez error. El Stampede es bastante más ligero de lo que pueda parecer, y se puede convertir en un yoyo rápido si se lo exigimos. Por lo demás, tiene la misma suavidad que su hermano mayor: vibración cero, y un acabado otra vez perfecto.

ACABADO/ESTÉTICA

Otra vez encontramos un yoyo de X³ dentro de una caja/tubo de cartón, aunque esta vez de manera mucho más sobria: no hay dibujos ni logotipos salvo el de la marca, junto con las advertencias de rigor: “This is not a toy”. Como siempre, una graou string a juego. Nunca las había probado, así que lo primero que hice fue ponerla y llevármela conmigo.  Combinación explosiva.

Los grabados a laser también son más sobrios esta vez. Sólamente un círculo con cierto aspecto de punto de mira por un lado (que por cierto queda fenomenal cuando el yoyo gira) y el logo de la marca con el número de serie por la otra (el Team Edition lleva tres X). El anodizado es perfecto, el color intenso y la superficie tremendamente suave, lo que no le impide grindar como un auténtico campeón.

El perfil siempre me pareció familiar, hasta que me di cuenta que el Stampede es un híbrido perfecto entre dos de mis yoyos favoritos: el HSpin NVx y el ILYY Fury. Líneas curvas, perfil muy abierto para cazar la cuerda en un 99% de las veces (si fallamos no tenemos excusa ninguna) y mucho peso en los dos tercios más externos de cada copa. Me parece un diseño realmente bonito.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

La novedad en este caso viene en el cambio de rodamiento. Del tamaño D del Steamroller a un rodamiento grande de 6x13x5 mm, más típico en los yoyos de Oxygene o ILYY (métrica europea). Esto hace que el yoyo no gire tan rápido y se comporte de un modo tal vez más predecible, más uniforme. Tal vez no de la sensación de tanta estabilidad como el modelo anterior, pero sí que es más estable cuando la velocidad de giro disminuye, con lo cual la pérdida del equilibrio según va decelerando es más lineal. El asiento del rodamiento está muy bien mecanizado, pero con un ligero inconveniente: el rodamiento se queda encajado, y es un poco delicado quitarlo. Conscientes de ello, grabaron un video con explicaciones de cómo hacerlo. Yo, como no tenía una llave de 6mm, usé mi propio método: meter la mitad que tiene el rodamiento encajado en el congelador 5 minutos y luego retirarlo con cuidado utilizando pinzas. En realidad fue bastante sencillo.

Y para qué quise cambiar el rodamiento, os preguntaréis… Pues simplemente porque soy un enfermo del rodamiento cóncavo, y se lo pongo a casi todos mis yoyos. En este caso X-Cube ha puesto un rodamiento plano de serie porque debido a las características del yoyo y del sistema de respuesta. Con un rodamiento plano los binds son más fuertes y fáciles. Yo probé las dos configuraciones, y como siempre, el rodamiento cóncavo me proporciona dormilones más largos, pero es cierto que requiere de un mejor bind para poder recogerlo. Si sopesamos los pros y los contras, probablemente el uso del rodamiento de serie sea lo más recomendable.

Los pads de respuesta son unos Cross Pads de color verde que quedan a ras de la pared del yoyo (que por cierto, es mínima!) y apenas necesitan 5 minutos para “ponerse en forma”. Admite silicona líquida, pero igual que dije que con el Steamroller apenas los aguanté un par de días, con el Stampede siguen ahí y no tengo intención alguna de cambiarlos. Quedan muy bien y me dan la respuesta justa.

Voy a dedicar un pequeño espacio aquí para hablar de la Graou String que venía de regalo. Se trata de una cuerda de colores bonitos e intensos, con algo de peso, que requiere una media hora de juego para coger el punto y que responde muy bien a todo tipo trucos. Muchos las habréis visto en diferentes tiendas online y lo que más llama siempre la atención es su alto precio. Normalmente las cosas son caras o baratas dependiendo de muchos factores. Ya conocéis la expresión que dice “lo barato sale caro”. En este caso creo que el precio es elevado para una simple cuerda, pero si lo pensamos con detenimiento probablemente merece la pena. Os cuento: puse la cuerda en el yoyo el viernes que lo recibí y todavía sigue ahí, perfecta para seguir utilizándola. Si hacemos matemáticas llevo utilizándola 17 días y no da la impresión de que tenga que cambiarla próximamente, ni a nivel visual ni de comportamiento. Y os puedo asegurar que las sesiones de juego que le dimos entre todos en Finlandia fueron al menos de 2-3 horas diarias. Ahora solo tenéis que hacer cuentas de cuánto os duran vuestras cuerdas habitualmente para decidir si merecen o no la pena…

Veamos las especificaciones:

Diámetro: 56 mm.
Ancho: 51 mm.
Peso: 65,5 gr.
Gap: 4,50 mm.
Rodamiento: acero inoxidable de 6x13x5 mm
Sistema de Respuesta: X-Cube Cross Pads verde radioactivo (admite silicona líquida)

EN JUEGO

La primera palabra que me vino a la mente cuando lo lancé fue “masivo”. El Stampede es un yoyo masivo, todo un full size con aproximadamente 10 mm. más de ancho de lo que estamos acostumbrados a jugar. Los rims parecen inflados como los brazos de un culturista pero su comportamiento es más como el de un gimnasta deportivo. Corre por la cuerda, salta y cae siempre en su sitio. Lo “natural” es darle un ritmo de juego intermedio, pero la verdad es que responde muy bien cuando lo aceleramos y le exigimos ese puntito extra.

El giro es largo, suave y estable. El gap es suficientemente amplio y la pared tan pequeña que es dificil (casi imposible) tener una recogida inesperada, y por el contrario el Stampede se traga toda la cuerda que queramos. ¿Trucos tech? Es posible. La verdad es que su diseño no favorece meterse por huecos pequeños entre las cuerdas, pero durante los 10 días en que lo jugué casi de manera exclusiva aprendí un montón de “picture tricks” y algún que otro truco cerrado, y sinceramente no me dio ningún problema.

En el lado opuesto están los trucos abiertos, amplios, corporales, para los que el Stampede parece estar diseñado. Eli Hops facilísimos, slacks y suicidas que siempre encuentran su destino, trucos que incluyan brazos, piernas, por detrás de la espalda… Y qué decir de los grinds… los trucos de pulgar son fáciles, pero cualquier grind en el dedo se hará eterno. El acabado es liso y suave, por lo que no esperaba esta capacidad descomunal para aguantar girando. Este “bicho” puede con todo.

CONCLUSIONES

Si lanzar al mercado un primer yoyo es siempre difícil para cualquier marca, mantenerse en la cima y no bajar el listón es incluso más difícil. Xela y Graou (diseñador del Stampede) lo han vuelto a conseguir. No me atrevería a decir que el Stampede sea mejor yoyo que el Steamroller, pero a buen seguro es más “todoterreno” y pueda llegar a un sector más amplio del mercado. Aquellos que dejaron pasar el Steamroller por su aspecto intimidatorio tal vez se vean atraídos ahora por las líneas cómodas y redondas del Stampede.

Evidentemente, siempre podéis rebatirme diciendo que un yoyo de 51 mm de ancho no es para todo el mundo. Tal vez sea cierto, pero no admito opiniones si no lo habéis probado anteriormente, así que ya sabéis lo que tenéis que hacer…

Pros

  • Perfil ancho, redondeado y orgánico, muy cómodo de jugar.
  • Dormilones larguísimos, muy buena estabilidad y ausencia total de vibraciones de cualquier tipo.
  • La calidad de mecanizado, anodizado y acabado son altísimas, en la línea de toda la marca.

Contras

  • Aunque puede abarcar una cuota más amplia de mercado, su tamaño puede alejar a unos cuantos.
  • El rodamiento se queda encajado en su asiento y necesitaremos alguna herramienta para sacarlo.
  • El rodamiento, aún siendo grande, no es tamaño C, por lo que el abanico de posibilidades no es tan amplio.

Por cierto, 10 días en Finlandia dan para mucho. Compartí muy buenos momentos con varios jugadores, pero principalmente con Jan “Schpek” Novotny y Lars Rivinius. Ellos me enseñaron unos cuantos trucos y el último día antes de regresar me decidí a grabarlos en vídeo como recuerdo. Aquí tenéis el resultado!!!

Be Sociable, Share!

Author: alfredomascali

Share This Post On

1 Comment

  1. como me gusta verte con esa estupenda camiseta! gracias loko!

Envia un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *