Review: HSpin Gorylla

Introducción

Hace unos meses conseguí en el mercadillo de un foro estadounidense un tigorylla, que es una edición especial del Gorylla anodizado simulando las rayas de un tigre. Es un yoyo muy raro, del que se hicieron apenas un puñado de unidades, así que me costó bastante trabajo. Una vez estuvo en mis manos lo probé y me gustó, pero había algo que no terminaba de convencerme. Supuse que como no era una versión final tendrían que trabajar más en él, y al ser tan valioso acabó entre la mayoría de mis yoyos: dentro del maletín.

Por eso cuando me enteré de que HSpin iba a tener listo para Praga la versión final del Gorylla, con algunas modificaciones que lo mejoraban y a un precio muy rebajado, no me lo pensé y guardé algo de dinero para la ocasión. Dicho y hecho, junto con el Beysick me traje un Gorylla en la maleta.

Pero estos últimos dos meses he tenido muchos yoyos nuevos, tal vez demasiados, por lo que el primate ha tenido que esperar su turno de juego. Eso sí, una vez lo cogí me ha costado bastante soltarlo, tanto que he decidido dedicarle una review muy primaveral. Espero que os guste.

Primeras impresiones

El Gorylla forma parte de la gama alta de la marca suiza, y eso se nota desde el principio. Viene en la tipica caja rectangular, desmontado y sin sistema de respuesta instalado. Por lo tanto, es necesario el ritual típico de ponerle los stickers de silicona y ensamblarlo. Una vez preparado, una cuerda y a jugar.

Sostenerlo entre los dedos es un auténtico placer, ya que el anodizado suizo es de una suavidad inigualable para el resto de marcas. No sé cómo consiguen una superficie tan lisa y que a la vez grinde tan bien. Pero también he de reconocer que aún siendo una forma muy redondeada y cómoda, los bordes de los rims terminados en ángulo recto al principio me producían una sensación extraña en la mano. Era como si el canto del yoyo me arañara… es difícil de explicar, pero los que habéis probado uno tal vez me comprendáis. Eso sí, lanzarlo resultó cómodo y sencillo, realizando un par de trucos y volviendo a la mano con un fuerte bind.

Como viene siendo habitual, los nuevos pads de silicona de HSpin necesitan un tiempo de desgaste hasta que cogen el punto que me gusta. He leído que a algunas personas les parecen perfectos desde el principio, pero en mi caso dan más respuesta de la que espero. Un par de horas después el yoyo se queda muerto abajo, y ahí permanecerá hasta que hagamos un buen bind, como debe ser.

Acabado/Estética

El nuevo Gorylla viene anodizado completamente en negro, y sus diferentes grabados a laser contrastan sobremanera, formando un conjunto muy bonito. En un lado encontraremos el logo de HSpin, y por el otro el número de serie y el nombre del yoyo con unas letras espectaculares. Realmente un gran trabajo. Además, la zona exterior de los rims viene también grabada, formando dos anillos blancos. Esto puede resultar útil a la hora de dejar el yoyo sobre cualquier superficie sin miedo a arañarlo. Además, proporcionan una imagen final impactante.

El spike es el tradicional de la marca, algo diferente del que llevaban los prototipos. La superficie es lisa y suave, sin ningún defecto visible. Realmente me parece un yoyo precioso.

Características Técnicas

Como el Beysick, los 52 mm de diámetro pueden resultar cómodos a una amplia gama de jugadores: ni demasiado pequeño ni excesivamente grande. Yo prefiero los full sized, pero este Gorylla me ha ido ganando poco a poco y no me importa mucho su tamaño. El peso es sólamente un gramo superior al ya nombrado Beysick, pero en realidad se siente más sólido tanto en la mano como en juego.

La forma es tradicional y redondeada, algo rechoncha a simple vista pero cómoda en la mano. Los rims acaban cortados en un ángulo recto, lo que sumado al grabado a laser le da cierto toque agresivo. Además en la zona interior esconden unos anillos muy gruesos que desplazan bastante peso hacia los bordes, aunque no de manera excesiva: la distribución del peso está bastante repartida entre el centro y los rims.

Por lo demás, comparte el mismo sistema de eje y respuesta 2.0 de los últimos productos de la marca, con un fino recess para los pads que también admite silicona líquida. El rodamiento en este caso es el híbrido de metal y plástico que suelen montar los yoyos de gama alta de HSpin, muy silencioso y con larguísimos tiempos de giro. Por si alguien tiene dudas, viene sin tapas y se puede lavar con gasolina de mechero o cualquier sustancia habitual sin dañar la celda de plástico.

Echemos un vistazo a las especificaciones:

Diámetro: 52 mm.
Ancho: 40,5 mm.
Peso: 66 gr.
Gap: 4,02 mm.
Rodamiento: HSpin híbrido plástico/metal tamaño D (5x11x5 mm.)
Sistema de Respuesta: stickers de silicona (admite silicona líquida).

En Juego

El Gorylla es un yoyo que se siente sólido desde el primer lanzamiento. Su forma lo hace confortable y fácil de lanzar, y en cualquier caso, fácil de recuperar de un mal lanzamiento. Además, sus tiempos de giro son muy buenos teniendo en cuenta el perfil de mariposa, siendo el peso que esconde en la zona interior de los rims el principal responsable.

Entre las cuerdas se mueve con agilidad y al ritmo que nosotros queramos. Creo que es un yoyo para jugar a un ritmo “normal”: no es lento, pero tampoco tan rápido como el NVx. Podemos hacerlo relajadamente y acelerar de repente, respondiendo perfectamente en cualquier caso.

Como ya he dicho, los pads requieren cierto tiempo para quedarse a mi gusto, pero con el desgaste cogen el punto adecuado. Después de jugar varios días con la respuesta de la casa, quité los pads y puse silicona líquida motorsil. Personalmente la prefiero, y termino poniéndola en cualquier yoyo que me lo permite.

Los trucos de grind se realizan maravillosamente, tanto en el dedo como en la mano.  Y al igual que en el Beysick, los trucos de pulgar resultan tremendamente sencillos. Si con el primero me inicié en ellos, tras 10 días jugando con el Gorylla ya puede decirse que lo hago bastante bien.

La vibración brilla por su ausencia, tanto en la cuerda como grindando. Podéis estar seguros que este yoyo es suave como el culito de un bebé y va muy muy fino. La ingeniería suiza vuelve a la carga.

Siendo sincero, los dos o tres primeros días me pareció un buen yoyo, pero nada más. Pero con el paso del tiempo me fuí acostumbrando al tamaño, al borde de los rims y al rodamiento (suelo usar yoyos más grandes, en forma de H y casi siempre con un kk), y mi opinión fue mejorando paulatinamente, hasta tal punto que estos últimos días me ha costado bastante desprenderme de él para jugar con otro.

Conclusiones

La verdad es que este pequeño y regordete yoyo se ha ganado un hueco en mi corazoncito. Suelo ser muy exigente a la hora de valorar cada modelo, y es dificil sorprenderme. Este Gorylla lo ha conseguido, y aunque no de golpe, poco a poco, truco a truco, ha ido convenciéndome más y más. Sinceramente, al no estar entre los parámetros a los que estoy acostumbrado, no esperaba que me gustase tanto.

Además, en mi opinión ha conseguido mejorar los problemas que le encontraba a los prototipos, y creo que la versión final es más equilibrada que sus antecesoras. Puede ser debido a la reducción en un milímetro del gap o a las pequeñas modificaciones en el diseño, pero el resultado es un yoyo que se siente más sólido y es más estable. También hay que considerar que el Tigorylla que he jugado antes lleva el rodamiento más grande que suelen usar Oxygene o ILYY y pads como sistema de respuesta (podéis encontrar fotos comparativas aquí, aquí y aquí). Sea como sea, la evolución es notable.

Si estáis buscando un yoyo con formas tradicionales y que cumpla un standard de calidad muy alto, no dudéis en probar el Gorylla. Seguro que estará a la altura.

Pros

  • El anodizado de HSpin, tal vez el mejor que podáis encontrar en el mercado.
  • Muy suave, sin ningún tipo de vibración.
  • Estupendo para cualquier tipo de grind.

Contras

  • La forma de los bordes resulta rara al principio.
  • Los pads requieren cierto tiempo para coger el punto.
  • Solo está disponible en color negro.
Be Sociable, Share!

Author: alfredomascali

Share This Post On

Envia un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *