Review: YYF Primo

INTRODUCCIÓN

Los que ya me vais conociendo sabéis que me gustan principalmente los yoyos con forma de H y grandecitos: Grind Machine 2, Superstar, Génesis, NVx, Enigma… Así que cuando Yoyofactory anunció que iba a lanzar un yoyo fullsize con forma de H en el que trataría de conjugar todas las ventajas y características más destacadas de sus mejores modelos me quedé realmente alucinado.

Realmente no estaba seguro que una bestia como el GM2 o el Genesis se pudiera mejorar, pero siempre es bueno intentarlo, así que decidí inmediatamente que debía probarlo y dar mi opinión.

Primo, la nueva bestia de Yoyofactory

Las primeras fotos me decepcionaron un poco, porque la forma no me terminaba de entrar por los ojos. No era cosa del anodizado, sino que el perfil en H no es tan marcado como esperaba y se queda a mitad de camino entre redondez y líneas rectas. Aún así, y con la publicidad que le estaba dando YYF, había que darle una oportunidad. Y sinceramente, estoy encantado de haberlo hecho porque este Primo no tiene un pelo de tonto. Tendréis que seguir leyendo…

PRIMERAS IMPRESIONES

Normalmente los yoyos que me gustan, como el Superstar o el NVx, se sienten raros en la mano los primeros días. Esto no sucedió con el Primo, que debido a su diseño consigue transmitirnos cierta sensación de yoyo tradicional, como pudiera ser el 888 o el E1ns, nada más sacarlo de la caja. Evidentemente es un yoyo grande, pero es cómodo y se adapta perfectamente a mis largos dedos.

El primer lanzamiento puede marcar una review, pero siempre trato de darle otra oportunidad a cada yoyo. En esta ocasión no fue necesario, porque el Primo cumplió de sobra con las expectativas: se comportó mucho mejor de lo que podía haber imaginado: salió suave de la mano, tuve que corregir un poco el wobble que provoca lanzar sin seguridad cuando el yoyo es nuevo, pero en un segundo giraba enérgicamente y empezaba a encadenar uno, dos, tres trucos… decidí recogerlo para no forzar, y volvió a la mano con un fuerte bind: le quedaba giro de sobra.

El Primo es rápido, suave, con larguísimos dormilones y excelente estabilidad. Si no es para vosotros será simplemente por cuestión de gustos o preferencias personales… Podéis seguir leyendo si queréis, pero aquí podría terminar la review y todo el mundo quedaría satisfecho.

ACABADO/ESTÉTICA

Como ya he dicho, la forma se queda a mitad de camino entre la mariposa clásica del DNA y la línea agresiva del Superstar. Los rims son como los del Superstar aunque algo suavizados para aportar mayor comodidad, mientras que las paredes que bajan hasta la zona del rodamiento son curvas, como si hubiéramos llevado el DNA al límite.

Mutant DNA, Primo, Superstar

El anodizado es ligeramente brillante y sin imperfecciones visibles, aunque me da la impresión de que probablemente sea más fino que en otros modelos. La superficie de las copas presenta unas finas marcas de mecanizado, al estilo del Groovy Lady de Werrd, que en principio favorecen que la fricción sea menor y el yoyo aguante más tiempo grindando. Aún así no esperéis que aguante en el dedo o brazo tanto como un HSpin o  SPYY, pero los mejores jugadores del Equipo Yoyofactory no se caracterizan por trucos de grind y este es un yoyo que apunta directamente hacia la competición.

Mutant DNA, Primo, Superstar

El color azul con acid wash en morado es muy elegante, pero si no os gusta en la gama disponible tenéis para todos los gustos: un toque especial en el verde, clasicismo en el azul y un rosa muy llamativo.

El logo grabado a laser está como siempre perfectamente realizado, y aunque el rollo “cuernos y rabo de diablo” está ya muy visto, sinceramente creo que es bonito.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

El Primo es un full size con sus 56mm de diámetro, con perfil muy abierto y una distribución del peso que trata de empujar el máximo posible hacia el exterior. La cantidad de material en los rims es notable, asegurando dormilones similares a los del Superstar, aunque sin llegar al extremo del MVP, que sin duda es el que más aguanta de todos los que he probado (sin contar el Buddha King, por supuesto).

Las formas son siempre redondeadas, pero el aspecto final es bastante agresivo. La ausencia de hubstacks quita peso en la zona central y evidentemente al conjunto del yoyo, aunque en juego se siente algo más pesado que un Superstar al que se los hayamos quitado. Es el segundo modelo de la gama Premium que YYF saca al mercado sin hubs, por lo que parece que por fin la marca se ha decidido a dejar de utilizarlos.

La zona interior de cada mitad no es plana como en el Genesis, sino que en ella sobresale una especie de bulbosidad, similar a la de los ILYY pero no tan pronunciada. Con eso y con todo, el tamaño del eje es mínimo, siendo uno de los más cortos (sino el que más) que me he encontrado nunca en un YYF. Esto para muchos es un problema, pero yo creo que no tiene mayor importancia. Eso sí, la rosca del yoyo va un poco dura al principio, así que no os asustéis si las primeras veces escucháis un sonido agudo al volver a montarlo.

El rodamiento es el ya conocido SPEC tamaño C, y viene completamente seco, lo que combinado con los pads de silicona blanca que vienen instalados nos permitirá un juego sin respuesta alguna desde el primer lanzamiento. Los binds son buenos y fuertes, sin recogidas inesperadas de ningún tipo.

Rodamiento tipo C, Turning Point Kentaro pads y eje muy corto

Veamos las especificaciones:

Diámetro:  56,5 mm.
Ancho:  41,2 mm.
Peso:  66,70 gr.
GAP: 5 mm.
Rodamiento:  SPEC tamaño C
Sistema de Respuesta:  Turning Point Kentaro pads

EN JUEGO

En pocas palabras, podemos definir al Primo como rápido, estable y sólido. Es cómodo de sostener en la mano y más facil de lanzar que otros H-Shape como el Superstar, aunque si nuestro lanzamiento no es suficientemente bueno tendremos que corregir un poco o esperar un par de segundos para que el yoyo se estabilice.

Sus tiempos de giro son excelentes, permitiendo terminar los combos más largos de mi repertorio con un fuerte bind. A ello contribuye también el gap de 5mm, capaz de tragar muchas cuerdas sin frenar el giro. Además, el momento de inercia es muy alto, por lo que aunque lancemos suavemente el yoyo girará durante muchísimo tiempo.

La forma, el perfil y la distribución de peso hacen que sea tremendamente equilibrado, probablemente más que el Grind Machine 2 o el Genesis. Favorece un estilo rápido de juego, moviéndose muy bien incluso en trucos cerrados, y responde inmediatamente a los cambios de dirección. En la mano se siente más ligero que en movimiento, aunque para nada podríamos decir que es un yoyo que cae del lado de los pesados. Como ya he dicho anteriormente, se encuentra justo en medio de un Superstar con y sin hubstacks.

Primo: rápido, estable y sólido

Los grinds en el dedo, mano o antebrazo no son malos, pero tampoco esperéis que duren más de dos o tres segundos (más que suficiente, por otro lado). Al no llevar beadblast, la superficie agarra un poco más a la piel, y aunque como ya he dicho incorpora unas estrías milimétricas para disminuir la fricción, el yoyo cumple pero no destaca en este aspecto. Los grinds de pulgar se verán beneficiados por un saliente en la zona interior de los rims, que en cierto modo atrapa nuestro dedo.

Por buscarle algún defecto, podríamos hablar de algo de kickback en los lanzamientos frontales, sobre todo antes de que los pads cojan el punto. A mí no es algo que me moleste en absoluto, de hecho ya sucede en el Superstar o NVx y siguen siendo dos de mis yoyos favoritos, pero es cierto que está ahí. Con el paso de las horas el efecto se irá amortiguando, y no afecta para nada los lanzamientos laterales (la mayoría en mi caso).

Finalmente, el perfil facilita mucho cazar el yoyo con la cuerda, y trucos como slacks o eli hops son muy sencillos de realizar.

CONCLUSIONES

El Primo supera con creces las expectativas que había depositado en él, y aunque sigue sin conseguir entrarme por los ojos como otros modelos, hace que me olvide completamente de ello en cuanto empiezo a jugar.

Por sus características, será sin duda uno de los yoyos más elegidos para campeonatos y competiciones: fácil de cazar, juego rápido, larguísimos dormilones, estabilidad a rabiar y buenos binds sin recogidas inesperadas.

Los que tengáis pensado competir aquí tenéis un firme candidato, y los que no, también. Y aquellos que encuentren incómoda la forma de H tal vez vean este Primo como una buena opción, ya que trata de combinar las virtudes de los H con la sensación de comodidad de los yoyos redondeados, consiguiendo un conjunto confortable y de altísimas prestaciones.

No existe el yoyo perfecto, pero el Primo no te defraudará

No es el yoyo perfecto, pero creo francamente que ninguno lo es… al menos yo todavía lo estoy buscando. Eso sí, por prestaciones el Primo no defraudará a nadie. Los gustos personales son otra cuestión.

Pros

  • La distribución del peso le proporciona larguísimos dormilones.
  • Es tremendamente estable.
  • Siendo H-Shape se siente cómodo en la mano.

Contras

  • El anodizado es tal vez un poco fino.
  • El eje tan corto no le gusta a todo el mundo.
  • Tiene algo de kickback, sobre todo al principio.
Be Sociable, Share!

Author: alfredomascali

Share This Post On

3 Comments

  1. A mi tampoco me entra por los ojos con esa forma.
    Solo me lo compraria si es mejor que mi mejor yoyo , el Genesis.

    Tu que dices?

    Mi Genesis con el KK ceramico es increible y tenia pensado hacerme con otro de otro color.

    A no ser que me consigas un GM2 de algun lado que te lo pagaria a precio de oro xD

  2. Si es mejor o peor que el genesis no te puedo decir, francamente. Yo tengo dos genesis y dos gm2 (por cierto, cada día más difíciles de conseguir, pero no imposible).

    Eso sí, en tu lugar me plantearía comprar un Primo en vez de un segundo genesis, más que nada porque aprovechas para probar otra cosa y de paso catas uno de línea premium. Yo de los que tengo dos siempre termino vendiendo uno, no necesito repetidos, menos del GM2 que tengo la colección de Boyd vs Augie y nunca he querido separarlos.

  3. yo tampoco es que quiera tener repetidos pero el genesis es el que mas uso y lo tengo todo dingao de darle contra el suelo.
    y asi tenia uno impoluto de reserva…

    pero ahora viendo que saldra el punchline otra vez… esto es un no parar

Envia un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *