Review: HSpin Beysick

Introducción

Cada vez que suena el despertador por la mañana y pongo la tele para ver el telediario, la palabra “crisis” es la más repetida. Lo mismo sucede en el trabajo, las charlas con los amigos, los periódicos… En estas condiciones, vender un yoyo por encima de 100$ es cada vez más difícil, por muy bueno que sea el producto.

Eso es lo que debió pensar Chris Kayatz cuando se decidió a crear la HSpin Core Series: un intento de combinar la calidad y prestaciones de la marca suiza con un precio mucho más asequible.  Es un movimiento inteligente, siguiendo el ejemplo de One Drop con el M1, Caribou con el Campfire o Yoyofactory con la serie FundaMetal.

Así que a la vuelta del EYYC de Praga me traje en la maleta un Beysick, yoyo con el que debuta la serie, para satisfacer mi curiosidad. Durante las dos últimas semanas ha ocupado la mayor parte de mi tiempo de juego, y ahora vamos a ver cual es el resultado.

Primeras impresiones

Cuando compra un HSpin, uno está acostumbrado a abrir la caja, poner el sistema de respuesta y el eje, ensamblarlo… todo esto es distinto en el Beysick. El yoyo no viene desmontado en la típica caja rectangular, sino que trae un envoltorio mucho más simple: un par de calcetines. No sé si se distribuirá de ese modo, pero así es como lo vendían en Praga. Y la verdad, si de lo que se trata es de abaratar costes, la idea me parece más que brillante. Además de proteger muy eficientemente el yoyo, siempre viene bien un par de calcetines extra.

En esos calcetines podemos encontrar otra de las pistas de por qué la marca suiza ha podido bajar tanto el precio final. En su serigrafía podemos leer: “designed in Switzerland, precision made in India”. Es decir, han sido diseñados en Suiza, pero el mecanizado y probablemente el anodizado fueron realizados en la India, donde los costes de producción y la mano de obra deben ser mucho más baratos.

La última pieza del puzzle es el rodamiento. Si abrimos el yoyo no encontraremos el híbrido de plástico y metal que llevan el Cut o el NVx, sino un rodamiento de acero inoxidable normal. El mío venía bien lavado y proporciona buenos tiempos de giro, así que no es ningún problema.

Evidentemente, si el objetivo es abaratar costes hay que hacer algunas concesiones, pero conociendo el control de calidad de HSpin, no esperéis que el producto final sea malo. Todo lo contrario, el Beysick llama la atención desde el principio por lo bien que se juega.

Acabado/Estética

Su pronunciación en inglés es casi idéntica a “basic”, es decir, básico. Y es verdad que este yoyo da sensación de austeridad: anodizado en negro brillante o dorado y grabado a laser con la palabra Beysick en un lado y HSpin Core Series en el otro. El color aluminio del grabado destaca mucho sobre el negro, haciendo que el resultado sea muy bonito. En la versión dorada se lee peor, por eso elegí el acabado más oscuro.

Uno de los detalles que más me gusta de los yoyos HSpin es su perfecto anodizado, muy suave al tacto, con colores vivos y una capacidad de grindar fuera de lo común. La calidad del anodizado en la India no es la misma, pero está libre de defectos y el color es brillante y uniforme. Los grabados también están bien realizados y le dan un toque muy serio, de producto bien hecho.

Los spikes son los mismos que encontramos en cualquier producto de la marca, una especie de seña de identidad que ha acompañado a HSpin durante todos estos años. Sin duda le dan al yoyo la pincelada final para rematar un diseño muy bonito.

Características Técnicas

Con sus 52 mm. de diámetro, el Beysick es un yoyo que se sitúa en la zona intermedia en cuanto a tamaño. No lo encontraremos ni excesivamente grande ni demasiado pequeño, por lo que probablemente pueda satisfacer una gama bastante amplia de potenciales jugadores.

Su perfil en forma de V  combina zonas redondeadas con ángulos pronunciados. Los rims son visiblemente convexos en su parte superior, pero cortados en ángulo recto en la zona exterior. La unión con las paredes centrales forma también un ángulo bastante pronunciado, que ha sido suavizado para que no resulte incómodo. De hecho, el yoyo de adapta sorprendentemente bien a mis manos, permitiéndome sujetarlo con los dedos índice y anular mientras el corazón se mete en el hueco que queda en medio. Las formas curvas vuelven en el interior de los rims, donde se esconde un engrosamiento en forma de anillo que añade muchísimo peso en los bordes, que alarga notablemente los tiempos de giro y  hace que los trucos de pulgar sean muy sencillos.

El sistema de eje y respuesta es el mismo que en los últimos modelos de HSpin, con un fino recess en el que vienen instalados pads, pero que admite silicona sin problemas. El asiento del rodamiento está bien realizado y lo deja flotando, por lo que al abrirlo no necesitaremos pinzas si queremos sacarlo. El rodamiento, de tamaño D como es tradición en la marca suiza, venía sin tapas y bien lavado, favoreciendo un juego sin respuesta desde el primer lanzamiento.

Veamos las especificaciones:

Diámetro:  52 mm.
Ancho:  41,5 mm.
Peso:  65 gr.
Rodamiento: tamaño D (5x11x5 mm.)
Sistema de Respuesta:  stickers de silicona

En Juego

Si tuviéramos que definir el juego del Beysick en tan solo dos palabras, sería fácil elegirlas: ligero y rápido. La primera vez que lo lancé nunca hubiera dicho que este yoyo pesa 65 gramos. Ya sé que no es excesivo, pero al girar  se siente muy ligero, lo que hace que se pueda mover extremadamente rápido.

También es destacable su estabilidad, y es que el peso que se esconde en la zona interior de los rims lo hace muy equilibrado. Además, los tiempos de giro son más que buenos y el gap, sin ser extremo (calculo que unos 4 mm.),  admite muchas cuerdas sin frenarlo excesivamente.

Por lo demás, se comporta como un yoyo nervioso pero fácil de dominar, que responde perfectamente a los cambios de dirección y se siente sólido en la mano. El perfil abierto hace que los eli hops y slacks sean más sencillos, y permite que la mayoría de las veces acertemos con la cuerda aunque no queramos.

La respuesta me pareció demasiada al principio, incluso con el rodamiento lavado, pero ya he descubierto que los pads de silicona que utiliza ahora HSpin necesitan un tiempo de puesta a punto. Después de un par de horas jugando solo obtendremos respuesta cuando queramos, con buenos binds incluso a bajas revoluciones.

El anodizado brillante no es la mejor opción para grindar en el dedo o en la mano, aunque se defiende decentemente. Eso sí, es un yoyo excelente para los trucos de pulgar, ya que el reborde en la zona interior de los rims atrapa nuestro dedo y no deja escaparlo fácilmente.

En cuanto a la vibración, que ya sabéis que me obsesiona bastante, es poco significativa. Puedo apreciar un leve vibe tanto en la cuerda como en los grinds, pero para nada afecta al juego y solo la notaremos si la buscamos específicamente.

Conclusiones

Este Beysick es francamente un gran yoyo. No tiene el excelente anodizado habitual de Hspin, ni el rodamiento híbrido tan silencioso y que gira maravillosamente, ni viene empaquetado con estilo como el resto de productos de la marca suiza, pero hay que pagar ciertos peajes si queremos un producto que pueda comercializarse casi por la mitad del precio al que estamos acostumbrados.

En mi opinión la HSpin Core Series no podía debutar de mejor manera. Si queríais un yoyo rápido y ligero, que vuele entre las cuerdas y no se desequilibre fácilmente, ya lo habéis encontrado. Evidentemente, no esperéis que sea como el Cut, el Gorylla o el  NVx, porque la diferencia de precio está siempre en algún lugar, pero si buscáis divertiros con un buen yoyo gastando bastante menos, el Beysick es una magnífica opción.

Pros

  • La distribución del peso, muy en los bordes, le proporciona equilibrio y largos dormilones.
  • Los trucos de pulgar son una gozada.
  • La relación calidad/precio es excelente.

Contras

  • Se pierde la”mística” de ser el primero en montarlo y lanzarlo.
  • El anodizado brillante no favorece los trucos de grind.
  • No es un NVx.
Be Sociable, Share!

Author: alfredomascali

Share This Post On

Envia un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *