Cuando HSpin se convierte en arte

HSpin es una marca muy interesante. Para mí hace tiempo era una más, y no le prestaba mucha atención, pero todo cambió a partir del Cut. Sin duda sus yoyos eran muy buenos, pero no me gustaba su sistema de respuesta, y las modificaciones que han ido introduciendo con el Cut y el NVx solucionan el problema completamente.

Pero además de sus diseños, el punto fuerte de HSpin son los anodizados. Chris Kayatz se toma ese aspecto muy en serio, y sus yoyos tienen un acabado inmejorable: unos se llevan la fama y otros cardan la lana. El que ha tenido en la mano uno de sus trabajos sabe a lo que me refiero (el anodizado del NVx por ejemplo es magistral, suave, fino, y grinda tan bien como un beadblasted sin ser agresivo con la cuerda).

Pero además de las versiones de gran tirada, la marca suiza se está especializando en pequeños trabajos muy limitados pero que realmente merecen la pena. Hace un par de semanas mostrábamos los Cut personalizados por los miembros del HSpin Network, pero hay más. Por ejemplo, el Tigorylla 513, que tuve la suerte de conseguir de rebote y pagando una cantidad relativamente normal para algo tan exclusivo.

¿Queréis ver algunas fotos?

El llamada “efecto tigre” fue muy bien conseguido, y además con este yoyo se empezó a probar con nuevos estilos de grabado a laser, buscando la profundidad.

Otra de las novedades es el “efecto mármol”, que han utilizado en una de las ediciones especiales del Cut que se nos escapó en su momento: la de Shinya. A mí no me da la sensación de mármol, pero francamente el resultado es muy bonito.

Y llegamos al que más me ha sorprendido en los últimos tiempos: el “efecto Cafe“. Ayer cuando vi la foto no me lo podía creer, y encima se lo han aplicado al que se ha convertido en uno de mis yoyos favoritos, el NVx. Consiste en cepillar la superficie con un gel enmascarador, anodizar el yoyo, lavarlo y volverlo a anodizar en otro tono. El resultado es sencillamente genial.

Sólamente se ha hecho un yoyo así de momento, así que conseguirlo es virtualmente imposible, pero tiempo al tiempo.

Con estos trabajos y nuevos modelos, Chris está volviendo a poner a HSpin en el candelero, y por lo menos a mí me ha ganado como “fanboy”. Y estad atentos a los primeros meses del qño, porque vienen cargados de novedades: El Beysick (su primer yoyo de gama media y a bajo coste), la versión final del Gorylla 311 (con rodamiento tamaño D), y alguna sorpresa más… Más madera!!!

fotos del HSpin Melting Blog y de alfredomascali

Be Sociable, Share!

Author: alfredomascali

Share This Post On

Envia un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *